Calzado,  Consejos

Consecuencias del calzado infantil de mala calidad

El calzado infantil es caro“. “¿Para qué voy a gastarme tanto dinero en unos zapatos que sólo los va a usar seis meses?“No merece la pena invertir tanto dinero en l@s niñ@s”. Son frases que habrás escuchado . Te confieso que yo misma pensaba así antes de ser madre y de conocer a fondo el sector del calzado infantil. Mi experiencia con la zapatería y, por supuesto, como madre me ayudó a cambiar esta errónea forma de pensar.

Me di cuenta de que mi clientela buscaba calzado saludable por encima de cualquier otra característica. Habrá quien piense que el público de la antigua Pepa Shoes estaba formado por familias con importantes recursos económicos, pero no es cierto. La realidad es que la mayoría de aquellos padres y madres se gastan menos dinero en zapatos para sus hij@s que muchas otras personas que priorizan el precio y la estética.

¿Es mejor tener uno o dos pares de buena calidad o una decena de zapatos de calidad dudosa para poder combinar con toda la ropa de nuestr@s hij@s? Elegir un buen calzado es fundamental para no comprometer la salud de niños y niñas. Sus pies están creciendo, son muy moldeables y una mala decisión puede acarrear graves consecuencias, desde una simple herida hasta deformidades que nunca se podrán corregir.

Por eso, mi consejo siempre es comprar el calzado infantil en establecimientos especializados y de marcas que sean garantía de calidad y salud. Mucho mejor si se trata de firmas especializadas en la fabricación de calzado para niñ@s. ¡Ojo, no siempre lo caro es sinónimo de buena calidad!

La regla de oro es comprar menos pero comprar mejor

Consecuencias del calzado infantil de mala calidad

El uso de un calzado de mala calidad puede provocar en los niñ@s heridas, quemaduras y otros graves problemas que afectan al crecimiento y al modo de caminar. A continuación enumero tan sólo algunas consecuencias de las muchas que suponen una mala decisión al comprar calzado malo o al equivocarse con la talla.

Las marcas de calzado infantil suelen disponer de tablas con la equivalencia entre la medida del pie y el número adecuado, otras incorporan plantillas con marcas para elegir la talla correcta. Por otro lado, muchas zapaterías cuentan con medidores especiales para cada una de las marcas.

El calzado debe adaptarse al pie y no al revés. (Imagen: Bobux)
  • Rozaduras y heridas. Este es un problema muy frecuente que ocurre principalmente por el uso de calzado rígido o de talla incorrecta.
  • Sudoración excesiva, mal olor, hongos…. se deben al uso de calzado confeccionado con materiales sintéticos, plásticos y gomas de mala calidad que no permiten una transpiración óptima.
  • Malformaciones en los dedos debido al uso de zapatos pequeños o con puntera estrecha.
Los pies de la derecha están deformados por el uso de calzado inadecuado. (Imagen: Bobux)
  • Molestias provocadas por el uso de calzado que ha pertenecido a otr@s niñ@s o que tiene costuras y/o puente en la plantilla.
  • Alteraciones en la marcha provocadas por el uso de un calzado rígido que impide que el pie se doble o el movimiento natural del tobillo. También pueden ser provocadas por un calzado que quede grande.

Además de problemas en la infancia, el uso de calzado inapropiado en esta etapa es la raíz de muchos otros que surgen en la edad adulta como, por ejemplo, desviación en la espalda, pies cavos o planos, dedos en garra o juanetes.

Una vez alguien me dijo que el calzado infantil saludable no es caro, es valioso. ¡Cuánta razón!

Tu hij@ necesitará varias mudas cada temporada, pero sólo uno o dos pares de zapatos, botas o deportivas. ¿Crees que la inversión en un calzado saludable y de calidad no merece la pena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.