Ahora que desgraciadamente está tan de moda los lugares “no amigos de l@s niñ@s”, da gusto visitar Londres. Es una ciudad ideal para una escapada urbana porque ofrece numerosos atractivos para toda la familia. Muy al contrario de lo que pueda parecer en un principio, no es para nada un lujo innacesible. Lo importante es saber moverte y a dónde ir.

Estuvimos en julio, coincidiendo con una ola de calor histórica. Por eso, si vas en verano, hay que ir con la maleta llena de porsiacasos (por si acaso llueve, por si acaso hace frío y por si acaso hace calor). Aún así, para tres o cuatro días, es suficiente con llevar un equipaje de mano y poder evitar facturar maletas.

Os daré algunos consejos que os serán de mucha utilidad si tenéis planeado conocer la capital británica sin que se resienta demasiado el bolsillo.

Cabina de teléfono en Londres
Una famosa cabina roja en Hyde Park.

Llegar a Londres

La forma más barata de llegar a Londres es obviamente en avión. Después de consultar muchos vuelos, decidimos volar desde A Coruña con Vueling. El despegue fue poco antes de las 20:00 horas, pero las ventajas compensaban mucho ese horario tan nefasto. En primer lugar por la comodidad de salir desde un aeropuerto pequeño y cercano a nuestra ciudad. Por otro lado, el aterrizaje en el aeropuerto de Heathrow, desde donde podíamos coger un metro directo que nos dejaría prácticamente en la puerta del hotel.

En el momento de escoger entre un vuelo y otro es importante tener en cuenta que al llegar a Londres hay que retrasar una hora el reloj. También que hay seis aeropuertos. Heathrow era el que mejor nos coincidía tanto por horarios como por el traslado de ida y vuelta al hotel.

Consejos para ahorrar en una escapada a Londres en familia

Traslado en metro

¡Olvídate de taxis, autobuses, Uber, etc! Si quieres gastar poco, claro. El metro funciona de maravilla en Londres y,  en una ciudad amiga de los niñ@s, ell@s viajan gratis. Sí, sí. Gratis. ¡Ya podía ser así en todas las ciudades del mundo, incluidas las de España!.

Coger el metro en Londres es lo más sencillo del mundo. No es necesario hacer cola en las máquinas expendedoras de billetes. Tan sólo tienes que pasar una tarjeta bancaria al entrar en el metro y la misma cuando sales. ¡Así de fácil! Eso sí, es muy importante que cada persona lleve la suya.

Esperando en el metro

El tema del dinero

A Londres puedes ir sin una libra en el bolsillo. Todo se puede pagar con tarjeta. Por si acaso, nosotros llevamos 60 libras que, por cierto, luego tuvimos que gastar apresuradamente en el aeropuerto cuando volvíamos.

Lo que sí es fundamental es llevar tarjeta bancaria y, como te decía antes, cada adulto la suya. A mí me recomendaron BNEXT porque te devuelven las comisiones y puedes sacar dinero de cajeros en el extranjero. Nos hicimos una para mí y otra para mi marido. Sin duda, fue un gran acierto.

Existe la opción de sacar una tarjeta turística que incluye el transporte. No la sacamos. La entrada de la mayoría de los lugares que teníamos previsto visitar era gratis. Además, como nuestro hotel era céntrico, sabíamos que íbamos a desplazarnos casi siempre andando.

Caminando por Londres
Disfrutamos mucho de los pasesos por Londres.

El alojamiento

Hotel The Royal National
The Royal National

Aquí sí que fui a tiro fijo. La primera vez que visité Londres, con 17 años, me hospedé en The Royal National, un hotel muy céntrico cuya parada de metro es Rusell Square. Esta estación está justo en la línea que viene directa de Heathrow. ¡Bingo! 45 minutos tardamos en llegar desde el aeropuerto y además sin tener que cambiar de tren.

The Royal National es un hotel enorme situado cerca del British Museum. Es modesto, sin grandes lujos, pero perfecto para familias y con un precio bastante razonable. El desayuno, incluido en el precio, está bien. Café, té, leche, cereales, pan, mantequilla y fritangadas varias (algo parecido al desayuno inglés).

Esta ubicación nos permitió ir a muchos sitios caminando y disfrutando de una ciudad tan bonita. Lo mejor de viajar con niños, para mí, es que lo que menos importa es llegar a todo. Cuando eres joven y haces una escapada sin niñ@s para conocer una ciudad, la visita se convierte en una carrera contrarreloj. Cuanto más lugares de interés puedas visitar, mejor.

Viajar con mi hijo me ha hecho disfrutar mucho más de estas escapadas. El ritmo lo marca él y, si es preciso sentarse a descansar, pues se hace.

¿Qué visitar?

Hay infinidad de lugares interesantes. Yo os voy a contar sólo algunos de los que fuimos. En todos estos la entrada es gratis.

Sí o sí, si vais con niñ@s, una parada obligada es Hamleys. Dicen que es la juguetería más grande del mundo. No lo sé. Lo cierto es que muy divertido estar allí. Puedes probar los juguetes y el personal hacen demostraciones que son auténticos espectáculos y que la convierten en un paraíso para los niñ@s.

No os digo más que en tres días que estuvimos Londres, la visitamos en tres ocasiones. Era pasar por Regent Street y el rubio no paraba de protestar hasta que entrábamos. Allí se le olvidaba el cansancio de nuestras jornadas maratonianas.

Hamleys
La diversión está asegurada en Hamleys.

El Museo de Historia Natural y el de la Ciencia, con sus respectivas secciones dedicadas a los dinosaurios y al universo; el Museo Británico, donde los peques alucinan viendo momias de verdad; el cambio de la guardia real en el Buckingham Palace; las megatiendas de Lego y de M&Ms; Hyde Park; el majestuoso Big Ben

Museo Británico
La entrada al Museo Británico es gratuita, al igual que en otros importantes de Londres.
Museo de Historia Natural
El Museo de Historia Natural es una visita obligada en Londres si viajas con niñ@s.
Museo de la Ciencia
El Museo de la Ciencia fue el que más le impresionó.

En ese listado faltan muchos más atractivos que no nos dio tiempo a visitar pero, como os dije, los tiempos los marcaba el niño. Así pudimos pasear por Notting Hill, disfrutar del bullicio de Candem Town y de Picadilly Circus, tirarnos en el césped de parque que nos cruzábamos en el camino, disfrutar tranquilamente de un verdadero cream tea ,… En definitiva, vivir la ciudad.

Cream tea
Los scones con nata de Devon son mi debilidad.

Dónde comer

El tema de la comida en Londres tampoco os debe asustar. Hay infinidad de sitios donde hacerlo sin que suba el presupuesto del viaje. Además de las conocidas cadenas de comida rápida, que siempre están bien para un apuro, en Inglaterra es típico el plato Fish and chips (merluza rebozada con patatas fritas). Os encontraréis muchos puestos para comprarlo. También es una gran idea ir a un supermercado y hacer un picnic en alguno de los numerosos parques que existen. Esta es una práctica muy habitual entre los londinenses.

¡Yo ya estoy deseando volver! Londres es fascinante de principio a fin.

paseando por londres

2 comentarios en “Escapada en familia a Londres y sin rascarse el bolsillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar