Calzado, Consejos

Principales errores en la compra de calzado infantil

_piesg

A la hora de dar consejos para la elección del calzado infantil lo primero que hay que desterrar de la mente es la idea de que comprar unos buenos zapatos para nuestros hijos es un gasto y un lujo. Muy al contrario, estamos hablando de una inversión en salud y de una necesidad. No hablamos de estética, de zapatos bonitos o feos, tampoco de comprar decenas de pares. Por lo tanto, fuera el pensar en ahorro o en escatimar unos euros. Compra menos y compra calidad.

Uno de los principales y más graves errores que comentemos los padres y madres cuando compramos zapatos a nuestros hijos es el de comprar un número más del que realmente necesitan. Pensamos que en un mes cambiarán de talla y lo cierto es que entre número y número hay una diferencia de 6 milímetros. Un espacio más que considerable si tenemos en cuenta que los pies de los niños, a partir de los 15 meses, suelen crecer 3 milímetros cada tres o cuatro meses. Si compras un número más, harás que tu hijo esté realmente incómodo.

2_bobux

Más grave y perjudicial todavía es comprar un zapato que quede pequeño. Lo más seguro es que sea así si le pruebas el calzado sentado. Aunque todavía no camine, debes poner a tu hijo de pie. Entre que lo hagas o no lo hagas, puede hacer que compres un número menos del que necesita. No mide lo mismo un pie en reposo que un pie que sostiene el peso del cuerpo. Por lo tanto, por mucha pereza que dé, debes sacar al niño de la silla de paseo para comprobar que todo es correcto. Si el niño ya camina, haz que se dé unos cuantos paseos. Lo importante es que se sienta cómodo y el zapato le ajuste correctamente sin “hacer chancleta”.

379x222xirdescalzo1-jpg-pagespeed-ic-ere0gi4lk6

Nunca jamás debes introducir el dedo por detrás. Esta es una costumbre absurda heredada de nuestras madres y abuelas y que está absolutamente en desuso. Los niños y niñas suelen doblar los dedos de los pies al probarse el calzado. Por lo tanto, lo mejor es que aprietes el pie y los dedos para comprobar que sobra unos 0,5 cm desde los dedos hasta el zapato. Si no estás segura, pon el pie sobre la suela del zapato contrario y apóyalo completamente presionando para comprobar que hay suficiente espacio.

bobux-step-up-sandalia-chase-smoke

Por último, es aconsejable comprobar periódicamente que los zapatos no le aprietan. Los niños más pequeños tienen los pies como plastina y es probable que, aunque los zapatos le queden pequeños, no lo noten. Haz estas comprobaciones preferiblemente a última hora del día en el que los pies suelen estar hinchados.

980x656xmitosbobux-jpg-pagespeed-ic-uj3cnk6htg

Os dejo ahora una interesante campaña que puso en marcha Bobux hace unos años para informar de las falsas creencias sobre lo que, por desgracia, es considerado un buen calzado infantil.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.