Venta online
Reflexiones

Tienda online ¿sí o no?

Creo que este blog especializado en calzado infantil es también una plataforma excelente para contarte mi experiencia como zapatera y empresaria, cuáles fueron mis aciertos y cuáles mis errores. Quizás pueda ser de ayuda si eres emprendedora o estás pensando en abrir un negocio. Voy a empezar con una mis mejores decisiones, crear una tienda online.

Curiosamente la venta online tiene muchísimos detractores en el pequeño comercio. Digo curiosamente porque es algo que me resulta difícil de comprender. No entiendo cómo a estas alturas alguien pueda considerar una amenaza algo que puede convertirse en la gran oportunidad para revitalizar el sector. En fin…

Supongo que detrás de esa animadversión a la venta y compra online de parte del sector, está el miedo a lo desconocido y el inmovilismo. Se trata del mismo temor y el mismo rechazo a la innovación que hacen que muchos comercios sigan sin aceptar el pago con tarjeta bancaria o no hayan dado el salto a las redes sociales.

La compra online ha llegado para quedarse. En este punto podemos luchar contra el “enemigo” o unirnos a él. Creo que lo más sensato y prudente es lo segundo ¿No te parece?

Pepa Shoes no podría haber sobrevivido si no hubiera sido por la apertura de un canal para la venta online.

Pepa Shoes
Pepa Shoes fue una pequeña zapatería infantil de una pequeña ciudad que vendía online en toda España.

¿Qué aporta la venta online al pequeño comercio?

Antes de nada, te voy a comentar una obviedad: ningún comercio puede pretender crear una tienda online y, al día siguiente, comenzar a vender la mercancía como quien vende churros. Bueno, a lo mejor Zara sí, pero aquí estamos hablando de “tiendas de barrio”, de emprendedores y emprendedoras que, con mucho esfuerzo, abren un pequeño negocio.

La primera venta de Pepa Shoes se produjo al año de crear la tienda online. Fue una caja de calcetines Trumpette que se enviaron a Barcelona. ¡Jamás olvidaré aquel día!

Tres años más tarde la media de ventas mensuales a través de la web rondaba el centenar, lo que no está nada mal para una pequeña zapatería de una pequeña ciudad.

Si no voy a empezar a vender de inmediato, entonces ¿para qué crear una tienda online?, te preguntarás. Te explicó cuáles son para mí las ventajas y por qué creo es una excelente decisión.

La tienda online será tu mejor escaparate.

Abrir un canal de venta online supone un importante valor añadido en tu negocio. Entre otras cosas, se convertirá en un escaparate abierto a un público inmenso, formado por personas que compran por internet y otras que, después de ver tu oferta, decidan visitar el local para adquirir un producto.

Lamentablemente cada vez tenemos menos tiempo para salir de compras, visitar tiendas y contemplar escaparates. Aunque compremos en tiendas físicas, queremos ir al grano. Ahí juega un papel fundamental una tienda online. Habrá muchos clientes que entren en tu local porque previamente han visto en tu web lo que estaban buscando.

Te sorprendería descubrir la enorme cantidad de clientes de mi antigua zapatería que, antes de acudir a la tienda, consultaban la página para conocer el precio y la disponibilidad de tallas.

Es más fácil y asequible de lo que piensas.

Muchos emprendedores y emprendedoras creen que abrir una tienda online es algo muy costoso y difícil de gestionar. Claro que sí, puede llegar a serlo. Sin embargo, para empezar no es necesario crear una gran plataforma de venta. Nos conformaremos con algo sencillo. Te informo de que hay multitud de opciones para quienes tienen poca o ninguna idea de programación web o diseño gráfico.

Por un lado están las propias redes sociales. En Facebook, por ejemplo, puedes vender tus productos. Por otra parte, si buscas en Google, encontrarás muchas empresas especializadas que ofrecen el servicio desde unos 20 euros al mes y que proporcionan plantillas, alojamiento, asesoramiento, servicio técnico… En definitiva, todo lo necesario para empezar de cero y que sólo tengas que preocuparte de subir las fotografías de los productos – casi siempre te las proporcionaran los proveedores – y ponerles el precio.

La primera tienda online de Pepa Shoes la creamos con Tiendy. Posteriormente, cuando las ventas comenzaron a crecer y las necesidades fueron otras, optamos por Woocomerce.

Puede convertirse en una fuente importante de ingresos.

Esto es realmente lo más difícil de conseguir. Hay infinidad de casos de éxito, pero no existen los milagros. Detrás de todos ellos, hay una combinación de paciencia y mucho trabajo hasta que una tienda logra posicionarse en los primeros puestos en los buscadores. Muy resumido y para que todo el mundo lo entienda, es lo que se denomina SEO (la posición que tienes en Google sin pagar un euro) y SEM (la posición que tienes en Google cuando sueltas money).

Como en principio no querrás invertir mucho dinero, tendrás que hartarte de compartir enlaces de tu tienda online en las redes sociales, escribir un blog, imprimir la dirección web en el escaparate,… En fin, todas las opciones que se te ocurran para que se conozca.

Hará que te especialices aún más.

Una de las grandes revelaciones de abrir un pequeño comercio fue darme cuenta de que no se puede vender de todo y para todo el mundo. Lo más importante es saber qué producto quieres ofrecer y cuál es tu público objetivo. Cuanto más específicos sean ambos, más posibilidades de éxito tendrá una tienda online.

Esto mismo lo podríamos extrapolar a cualquier comercio a pie de calle. Si tenemos claro que no somos una gran superficie comercial, ¿para qué ofrecer un batiburrillo de productos? Céntrate en ofrecer algo especial, exclusivo (no necesariamente caro),… en tu tienda diferente a todas las demás.

Pepa Shoes vendía zapatos de marcas saludables para niños y niñas modernos. Evidentemente, nadie podía encontrar en ella pepitos y merceditas de charol.

Ahorrarás tiempo y esfuerzo.

Esto es una verdad a medias. Te explico. La creación de la tienda online te llevará tiempo, mucho tiempo. Quedamos en que no queríamos invertir mucho dinero en ella y, por lo tanto, no tenemos presupuesto para contratar a profesionales del diseño y de la programación web. Casi todo lo tendrás que hacer tú.

Esa inversión de tiempo para crear una tienda bonita donde tus clientes encuentren fácilmente el producto que buscan, con su descripción y su precio, te ahorrará muchas veces el tener que mostrar después uno por uno cada producto mientras explicas sus bondades.

Habrá muchas veces que los clientes entren en tu local sabiendo perfectamente qué es lo que quieren comprar porque antes habrán visitado tu tienda online. Otras veces, un domingo por ejemplo, mientras descansas te llegará un mensaje con el asunto: ‘Nuevo pedido’ ¿No es maravilloso?

¿Qué te parece invertir esos ratos muertos en los que no entran clientes en tu local para ir subiendo productos a la web?

Como ves, la venta online no es ningún ogro que ha venido para que tengas que cerrar tu negocio. Lo hará si no te modernizas y asumes que este cambio en la forma de vender y de consumir ha venido para quedarse.

Si lo miras bien, de alguna manera nos hace más cómoda la vida tanto a consumidores como a comerciantes. Además, no lo dudes nunca, siempre habrá quien prefiera entrar en tu tienda y disfrutar de la grata experiencia que es comprar en el pequeño comercio de la manera que siempre se ha hecho.

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.